Baños mini para compartir

Dos también pueden ser multitud, y más cuando se trata de compartir un baño pequeño. La solución: multiplica por dos y suma trucos para ganar metros.

¿Puedo entrar? ¿Para cuánto rato tienes? ¿Me dejas un hueco? Vivir en pareja puede ser fantástico, pero cuando el baño es pequeño y llega la hora punta en casa… ¡empieza la lucha por la conquista!

Sigue estos prácticos consejos para poder ampliar el espacio de tu mini cuarto de baño:

  • Por duplicado

En las películas nos lo venden como un momento divertido y tierno. Pero es simplemente eso: ficción. Desengañémonos. Compartir el lavamanos no es ni práctico, ni romántico, y menos aún cuando el tiempo apremia (en nuestro mundo real: siempre). Por pequeño que sea el baño apuesta por un lavamanos doble o, en su defecto, uno alargado con dos caños, uno para cada uno. Y las toallas para manos, también por duplicado. Intenta tener un colgador, un gancho o un toallero junto a cada lavamanos.

  • Almacenaje

Cuando hay pocos metros y sois dos, el almacenaje se convierte en clave. Aprovecha al máximo el espacio colocando un amplio mueble de baño. Los que están hechos a medida tienen la ventaja de poder aprovechar hasta el último milímetro. Si te decantas por uno que llegue hasta el suelo, tendrás sitio extra, pero si es volado, dejando un espacio hasta el suelo, crea un efecto de ligereza y mayor amplitud. Aquí, ¡tú decides!

  • Piensa en grande

Hay muchas formas de hacer crecer el baño. Para empezar, con las puertas. Si tienes lanzas a renovarlo, ni lo dudes. Ganarás mucho espacio y, para potenciarlo, nada mejor que una mampara de cristal totalmente traslúcido y grandes espejos sobre el lavamanos.

¿El blanco como color protagonista? Siempre es un sí cuando se trata de ganar amplitud. Pero otra alternativa es utilizar un mismo material para revestir gran parte de las superficies (paredes, suelo, techo, encimeras…). En cuanto a estos materiales, toma nota: la madera dará un plus de calidez; la laca sumará luz; el microcemento es moderno y duradero; y las baldosas un clásico muy fácil de mantener.

  • Los tiempos cambian

Y por supuesto qué decir de tener retrete y bidé en un mini cuarto de baño, pues en Nashi tenemos la solución. Tener un inodoro con bidé incorporado estilo Japonés no es un lujo si no que una alternativa seria al bidé tradicional. Entra en nuestra tienda online y descubre todas las ventajas; la mejor solución para ahorrar espacio con estilo.

 

Fuente de la noticia: elmueble